6 oct. 2015

PROGRAMA 49: "LOCURAS MADE IN HONG KONG"

En "Devoradores" hoy dedicamos el programa al cine de Hong Kong, pero como somos mala gente, en vez de hablar de la Shaw Brothers o de la Golden Harvest reseñamos tres disparates surgidos de la ex-colonia británica (con colaboración patria en algún caso).

- "El dragón ataca" (1977)

En Hong Kong no respetan ni a su estrella más internacional. La Goldig Films nos sitúa al fallecido Bruce Lee en el Reino del Más Allá y como ni allí tendrá paz, ya que deberá enfrentarse a una caterva de villanos compuesta por Drácula, James Bond, El Padrino, Emmanuelle, El Exorcista y ¡¡¡Clint Eastwood!!!.

En la lucha contará con aliados como el luchador manco, Kwai Chang Kane y Popeye. Todo aderezado con peleas lamentables, dialógos absurdos, humor mongoloide y erotismo barato.



 No sabemos a qué esperan la PS4 y la XBox 360


- "Made in ChInA" (1982)

El criminal de John Liu se nos marca una inenarrable oda a su ego donde viaja desde California a Alemania pasando por Zambia, y todo sin salir de Cataluña. También le vemos por París, pero esa sí es la de verdad porque John Liu lo recicla todo.

Montaje desastroso, diálogos y continuidad esquizofrénicos, folleteo y auténticos cadáveres carbonizados hacen de esta coproducción hispano-hongkonesa una joya del cine chungo a mayor gloria del Zen Kune Do y sus técnicas de entrenamiento.



 Entrenamiento de Zen Kune Do:
 hoy "técnicas de concentración"
 

- "Proyecto: Ninjas del Infierno" (1985)

El cine chungo made in HK no sería lo mismo sin la Filmark. Tomas Tang (si realmente existió) y Godfrey Ho nos traen su clásica "peli de cortapega". En esta ocasión fusilan una cinta bélica coreana con niño comunista incluido y la unen con las clásicas escenas de lucha entre ninjas de colorines que dan vergüenza ajena.

Militares coreanos, ninjas púrpuras y ocres, nunchakus que lanzan cohetes, sais lanzallamas y una señora que vende gambas nos dejan una obra tan insufrible como alucinante.


Batalla decisiva en la Guerra de Corea 
(revisionismo histórico)

En fin, que os dejamos con 110 minutos de programa para que os hagáis una idea de hasta donde nos sacrificamos por vosotros. Así que para que nuestro titánico esfuerzo no caiga en saco roto, tenéis que darle al play.



No hay comentarios:

Publicar un comentario